La cumbre presencial del foro “Quad” pone a prueba el eje de la política exterior de Biden

By Vandita Agrawal

El cambio climático, la inversión en infraestructura para contrarrestar la enorme Iniciativa de la Franja y la Ruta por parte de China, así como la diplomacia mundial de las vacunas, serán el centro de las conversaciones cuando el presidente de Estados Unidos, Joseph R. Biden Jr., reciba hoy a los primeros ministros de Australia, India y Japón en Washington.

Scott Morrison de Australia, Narendra Modi de India, Yoshihide Suga de Japón y Biden trabajarán conjuntamente durante la primera cumbre presencial de alto nivel de los países pertenecientes al foro “Quad” desde su renovación en 2017, para mostrar al mundo que el grupo puede ser un bloque cohesionado e influyente, dicen los analistas.

El primer ministro japonés Yoshihide Suga, el primer ministro indio Narendra Modi y el primer ministro australiano Scott Morrison, a la derecha, participan en la reunión virtual del Quad organizada por el presidente estadounidense Joseph R. Biden Jr. en Washington, DC, el 12 de marzo. (Alex Wong/Getty Images)

Una preocupación apremiante será si Estados Unidos está dispuesto a permitir a sus socios roles iguales en lugar de asumir la primacía, dijo Alexander Neill, exjefe del Programa de Seguridad de Asia en el Instituto Real de Servicios Unidos para Estudios de Defensa y Seguridad.

“En cualquier otro foro internacional con participación de Estados Unidos, este a veces no muestra empatía estratégica”, dijo Neill a Zenger. “Pero en el caso del Quad, se trata absolutamente de eso, y creo que el campo de juego estará nivelado”.

El primer diálogo de alto nivel del Quad, el cual fue fundado en 2007, no tuvo lugar sino hasta marzo pasado, cuando sus líderes se reunieron para una cumbre virtual y se comprometieron a trabajar en estrecha colaboración en la distribución de vacunas COVID-19, así como a abordar el cambio climático y a garantizar un Indo-Pacífico “libre y abierto” frente a la amenaza que, dicen, representa las ambiciones territoriales de Pekín.

El Quad incluye cuatro de las democracias y las economías más grandes, así como las potencias navales más experimentadas del mundo. Si bien se concibió por primera vez como una plataforma flexible para compromisos en materia de defensa y seguridad, el Quad se transformó en una alianza geopolítica cuando el ascenso de China comenzó a presentar más amenazas para los intereses de Australia, India y Japón.

El presidente chino Xi Jinping se ve en una pantalla grande, mientras artistas bailan durante una gala que marca el centenario del Partido Comunista Chino, el 28 de junio, en el estadio olímpico El Nido del Pájaro, en Pekín. (Kevin Frayer/Getty Images)

“El Quad ha evolucionado a lo largo de los años, y aunque puede carecer de una secretaría y otros ornamentos, su importancia solo ha aumentado como un mecanismo colectivo para abordar la creciente beligerancia de China en el Indo-Pacífico”, dijo a Zenger Harinder Sekhon, analista de política exterior y miembro principal de la Observer Research Foundation, con sede en Delhi.

Para Estados Unidos, la alianza es un eje de la política exterior.

La reunión del Quad ocurre en un momento en que la imagen mundial de Biden se ha visto golpeada por la retirada de las fuerzas armadas de Afganistán después de 20 años. Sin embargo, la prioridad otorgada al alto nivel de la reunión podría verse como un indicio de que Estados Unidos finalmente se toma en serio su nueva postura estratégica, que se venía anunciando desde hace tiempo, a la cual el expresidente Barack H. Obama llamó “Pivote hacia Asia”, dicen analistas.

El acto de elevar la importancia del Quad, al recibir a sus líderes en Washington, es parte de un doble golpe después de la retirada de Afganistán, dijo James Gelvin, profesor de historia en la Universidad de California en Los Ángeles.

“La reunión de Biden con los líderes del Quad está destinada a dar la señal al mundo de que Estados Unidos está dispuesto a unirse a sus aliados y a utilizar el poder militar y económico para frustrar lo que percibe como las políticas expansionistas de China, reflejadas en el despliegue de poder de China hacia sus vecinos cercanos o en su expansionismo económico”, dijo Gelvin a Zenger.

Biden choca los puños con el expresidente de Estados Unidos, Barack H. Obama, durante su investidura en Capitolio de Estados Unidos, en Washington, DC, el 20 de enero. Al ser anfitrión de la cumbre del Quad, Biden está dando seguimiento a la estrategia de “Pivote hacia Asia” de Obama. (Jonathan Ernst-Pool/Getty Images)

Neill señaló que esta dinámica significa que la relevancia de la cumbre del Quad siempre estará ligada a China, incluso si Estados Unidos intenta centrar las posturas conjuntas en los intereses compartidos de las cuatro naciones.

“El Quad es un ‘multiplicador de fuerza’ en el escenario geopolítico, algo que encaja bien con los objetivos de la administración Biden para mejorar las amistades y alianzas en el Indo-Pacífico”, dijo Neill. “Si China se comporta de manera coercitiva y desafía el ‘sistema basado en reglas’, el Quad gana más relevancia; si China colabora, el Quad es menos relevante”.

Pero es poco probable que la reunión del Quad haga esto explícito, dijo Neill.

“Es probable que los cuatro socios procuren apartarse del tema … Pero cada país tiene una preocupación de seguridad muy real sobre China. Entonces, como mínimo, intercambiar notas sobre los patrones de coerción o comportamientos asertivos de China mejorará la comprensión de cómo contrarrestarlos”, agregó.

Sin embargo, para Australia, India y Japón, el grupo Quad presenta un conjunto diverso de beneficios y riesgos.

Para India, la solución de problemas como el gasto en infraestructura regional, las amenazas a la seguridad cibernética y la respuesta global al COVID-19, incluidas las vacunas, será igualmente importante, según los analistas.

El presidente de Estados Unidos, Barack H. Obama, habla con el primer ministro, Narendra Modi, de India, mientras el presidente chino, Xi Jinping, observa en la Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington, DC, en marzo de 2016. (Dennis Brack – Pool/Getty Images)

Si bien el Ministerio de Relaciones Exteriores de India dijo que los miembros del Quad hablarían “sobre su visión compartida para garantizar una región del Indo-Pacífico libre, abierta e inclusiva”, también señaló que el grupo “revisaría la iniciativa del Quad para las vacunas”, al referirse a una promesa del grupo hecha en marzo, y desde entonces olvidada, para compartir recursos en la batalla contra el COVID-19.

India había objetado previamente a la elevación de la importancia del grupo Quad, por temor a provocar a Pekín, y señaló que era el único de los cuatro países con una frontera terrestre con China.

Australia, sin embargo, se ha visto sometida a una presión cada vez mayor por parte de Pekín para ceder a sus demandas o arriesgarse a perder a su principal socio comercial, un punto al que aludió su primer ministro cuando se fue a Washington.

“Se trata de garantizar que los intereses soberanos de Australia se pongan en primer lugar, para asegurar que los australianos aquí puedan vivir en paz con los muchos otros en nuestra región”, dijo Morrison.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y el primer ministro australiano, Scott Morrison, posan para una foto fuera de la oficina de Pelosi en el Capitolio de Estados Unidos, en Washington, DC, el 22 de septiembre. (Anna Moneymaker/Getty Images)

Para Japón, el Quad sirve como una extensión de su alianza militar de posguerra con Estados Unidos. Se espera que Suga aproveche la reunión para comunicar que las políticas de su país sobre las Islas Senkaku, controladas por Japón, pero reclamadas por China; así como Hong Kong, la región china de Xinjiang y Taiwán no cambiarán, incluso después de que él dimita el 30 de septiembre.

“El cambiante equilibrio de poder traído por el ascenso de China en el Indo-Pacífico, junto con el creciente ensimismamiento provocado por la pandemia han aumentado la incertidumbre”, dijo Suga antes de partir hacia Estados Unidos. “En respuesta, Japón debería fortalecer su alianza con Estados Unidos, para reforzar la disuasión y también trabajar para aumentar sus propias capacidades defensivas”.

Sean cuales sean los intereses compartidos de las cuatro naciones, será difícil para los líderes de Estados Unidos, Australia, India y Japón deshacerse de las nociones preconcebidas de que el éxito de la reunión se juzgará en función de lo que signifique para la política exterior de Estados Unidos, dicen analistas.

“Estados Unidos está intentando”, dijo Gelvin de la Universidad de California en Los Ángeles, “hacer con China lo que hizo con la Unión Soviética durante la Guerra Fría: contener el poder chino y construir un sistema de alianzas comprometido con salvaguardar la hegemonía estadounidense y el statu quo”.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone



The post La cumbre presencial del foro “Quad” pone a prueba el eje de la política exterior de Biden appeared first on Zenger News.