Aplicación ofrece un espacio seguro para que los jóvenes hablen de temas difíciles

By Evan T. Henerson

A veces es más fácil dejar que la tecnología hable.

Una nueva e innovadora aplicación está ayudando a los adolescentes a comunicarse sobre las dificultades que enfrentan, mediante mensajes de texto.

La aplicación para teléfono celular Teen Talk, desarrollada por Jewish Big Brothers Big Sisters de Los Ángeles, ofrece a los adolescentes un espacio seguro para conectarse con sus compañeros, y les brinda una mayor privacidad y un menor riesgo de que sus padres los escuchen, en comparación con el uso de una línea directa tradicional de ayuda.

Cuando la voluntaria Shira Schlessinger, una estudiante de último año de secundaria de 17 años, se conecta para ayudar a sus compañeros, sabe que las preocupaciones de estos son diversas. Podría estar hablando vía mensaje de texto con alguien que tuvo una pelea con uno de sus padres o un caso paralizante de fatiga COVID, o incluso alguien que está luchando con pensamientos suicidas.

Schlessinger está capacitada para lidiar con estas situaciones y muchas otras.

La consejera de la aplicación Teen Talk, Shira Schlessinger, de 17 años, dice que sus compañeros se sienten más cómodos al hablar con alguien de su edad. (Cortesía de Jewish Big Brothers y Big Sisters de Los Ángeles)

“Ahora más que nunca, mi generación está pasando por algo similar … Muchas veces, este usuario podría ser mi amigo de la escuela. Podría ser tu compañero. Y todos estamos pasando por algo realmente difícil. Es verdaderamente sorprendente lo mucho que pueden asemejarse nuestras experiencias”, dijo

Cuando la cuarentena de la pandemia comenzó en marzo de 2020, las publicaciones diarias en la aplicación aumentaron rápidamente. Durante el transcurso de la pandemia, la cantidad de usuarios individuales que iniciaron sesión durante al menos cinco minutos diarios aumentó de alrededor de 100 a más de 200. La aplicación ahora tiene un promedio de entre 155 y 170 publicaciones por día.

“No estábamos preparados para ese tipo de aumento en el uso, y la aplicación colapsó”, dijo Cari Uslan, directora ejecutiva de la agencia, sobre los primeros días de la pandemia. “Obtuvimos algunos fondos de emergencia y apoyo para construir la plataforma web a fin de satisfacer la creciente demanda, aumentar el tráfico y crear más capacidad para que la aplicación se sostenga por sí misma”.

Las publicaciones relacionadas con el aislamiento y la soledad se han mantenido estables. Uslan dijo que la mayoría de los usuarios experimenta depresión, seguido por usuarios que se enfrentan a discusiones sobre relaciones, tanto familiares como románticas.

Hay asesores adolescentes capacitados, como Schlessinger, disponibles todas las noches, aunque los usuarios pueden publicar en cualquier momento y recibirán una respuesta cuando los asesores se conecten.

Debido a que las publicaciones son anónimas, Schlessinger y sus jóvenes compañeros asesores nunca saben qué tan cerca se encuentran los usuarios.

La mayoría de los usuarios está en Estados Unidos y Canadá, según los administradores de la aplicación, aunque esta se puede descargar y usar en teléfonos Android o iOS de todo el mundo. Teen Talk se lanzó en 2018, y es gratuita y no sectaria.

Los asesores adolescentes reciben 50 horas de capacitación especializada y son supervisados en todo momento por profesionales de la salud mental. Los jóvenes recurren a estos profesionales cuando existe un riesgo percibido de que los usuarios puedan lastimarse.

Schlessinger cuenta que durante su primer día como asesora tuvo que referir a un usuario a una línea directa de suicidio. Cuando se acercó a su supervisor en busca de apoyo, Schlessinger, que se describe a sí misma como “la amiga terapeuta” dentro de su círculo, quedó impactada por la enormidad de la situación.

“Pensé ‘esto es real’. Esta es la vida de alguien. Esto ya no es la capacitación”, dijo Schlessinger. “Y recuerdo que me sentí muy honrada de que literalmente se me confiara la vida de estos chicos, a pesar de que yo misma tenía 16 años y en ese momento todavía era una niña”.

La autolesión es otro tema constante en la aplicación.

Septiembre es el Mes de Concientización sobre la Prevención del Suicidio. La Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales afirma que el suicidio es la segunda causa principal de muerte entre las personas de 10 a 34 años.

En Estados Unidos, el 11.8 por ciento de los adultos jóvenes de entre 18 y 25 años tiene pensamientos serios de suicidio cada año. Entre los estudiantes de bachillerato, la prevalencia es del 18.8 por ciento, según la alianza.

Andrea Sonnenberg, abogada y defensora de la salud mental en Los Ángeles, dijo que la crisis de salud mental es “la pandemia sin posibilidad de vacuna”.

Los jóvenes corren un riesgo particularmente alto, lo que magnifica la necesidad de reforzar la conciencia y llegar a los necesitados, dijo.

“Con algo que es innovador como esta aplicación, podemos intentar llegar a las personas de nuevas formas”, dijo Sonnenberg sobre Teen Talk. “Porque es muy importante que las personas estén conectadas, que las personas no se sientan solas, que sientan que otras personas están pasando por luchas similares y que aprendan de otras personas lo que podría funcionar para ellas”.

Sonnenberg dijo que la generación Z tiene menos estigma sobre recibir tratamiento para la salud mental. Ella está desarrollando un podcast llamado “Getting Thru” para que los jóvenes hablen sobre sus experiencias con problemas de salud mental, y técnicas que los han ayudado.

Para ella, el compromiso es un tema personal.

En 2017, después de la muerte de su hijo de 21 años tras una lucha con problemas de salud mental, Sonnenberg y su esposo, Glenn, establecieron la Iniciativa de Bienestar Bradley Sonnenberg en la organización universitaria judía Hillel de la Universidad del Sur de California, para ayudar a estudiantes que enfrentan desafíos similares.

“Debido a que tengo experiencia con estos retos, la gente se siente cómoda hablando conmigo”, dijo Sonnenberg. “Esta es realmente otra de mis convicciones: necesitamos hablar más sobre estos temas. Cuanto más hablamos de ello, más cómodos nos sentimos y más nos damos cuenta de que verdaderamente es algo que ocurre comúnmente”.

Carys McKenzie, estudiante de último año de secundaria en Los Ángeles, se sintió atraída por Teen Talk después de ver avisos al respecto en su escuela. La idea de hablar de manera anónima con un compañero era atractiva. Para McKenzie, era más probable que el consejo de alguien de su edad fuera más valioso.

La experiencia de usar Teen Talk le resultó tan útil que decidió convertirse en asesora. Estar del otro lado del chat ha sido gratificante, dijo.

McKenzie recordó un encuentro al final de un turno, después de que preguntó a la adolescente a la que había aconsejado cómo se sentía.

“Obtuve la respuesta más genuina de ella, me dijo: ‘Muchas gracias. Has sido de gran ayuda y es la primera vez que he podido llorar sin que fuera por causa de estrés”, dijo McKenzie.

“Fue muy lindo escuchar eso y ser parte de esta interacción”.

La aplicación Teen Talk está disponible en Apple Store y en Google Play.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone



The post Aplicación ofrece un espacio seguro para que los jóvenes hablen de temas difíciles appeared first on Zenger News.